Inicio Psicología Guía rápida para la inspiración y la escritura académica. 1 – Mis intereses.

Guía rápida para la inspiración y la escritura académica. 1 – Mis intereses.

8 minutos de lectura
0
0
2,449

El término interés proviene del latín interesse que significa “importar”. Aunque coloquialmente tiene otros usos, nos centraremos en el uso cuando hace referencia a la afinidad o tendencia de una persona hacia otro sujeto, cosa o situación. A una persona puede interesarle, o importarle, otra persona, un pasatiempo, un bien material o una temática en particular.

La investigación es una de las tareas más importantes que realiza el ser humano, de hecho, podríamos decir que quizá sea la tarea que mejor caracteriza al ser humano, emocional, racional y curioso a la vez.

Existen varios tipos de Investigación:

  • Fundamental, básica o pura: investigación científica que tiene como referente un problema del conocimiento, de la disciplina. Desarrollo, refutación y consolidación de teorías.
  • Aplicada. Investigación para probar teorías para evaluar su utilidad de resolver problemas.
  • Evaluativa. Investigación para determinar si una intervención garantiza mejoría de condiciones, tiene consecuencias de impacto o ha contribuido al conocimiento.

Cuando tenemos que realizar una investigación, escribir un ensayo, tesis o cualquier tipo aleatorio de documento académico, es posible que no sepamos sobre qué escribir. Y una manera de definirlo es explorando nuestros intereses.

Académicamente hay varios grandes rubros de fuentes de curiosidad e interés posibles. Lo recomendable para encontrar sin mayor dificultad un tema es partir por explorar nuestro interés por los siguientes, yendo de lo aplicado, pasando por lo fundamental y llegando hasta lo evaluativo:

  • Población a estudiar. Quizá hay alguna población vegetal, animal, humana o de sus diversas divisiones que te gustaría tratar, es valido preferir trabajar con niños, jóvenes o adultos, con minorías de cualquier tipo. Si defines con qué población o incluso conjunto de objetos quisieras trabajar, ya estás delimitando tus intereses.
  • Ámbito a estudiar. Es probable que también sientas preferencia por un ámbito social en particular, como puede ser el de la salud, educación, medio ambiente, clínico, la convivencia social, organizacional o producción y consumo, sólo por mencionar algunos. Si alguien prefiere trabajar, por ejemplo, en el ámbito de la educación y en particular con niños, entonces ya se encuentra mucho más cerca de los temas que pueden ser de su interés.
  • Problemáticas. Basta informarse un poco en las noticias o en internet para enterarse de los problemas que existen en el mundo y en los cuales podríamos aportar con nuestra investigación o trabajo. Basta con buscar un poco en internet cuáles son las problemáticas más relevantes que sufre una población, o cuáles son las que se dan en un ámbito en particular, para obtener un listado de opciones para desarrollar nuestro trabajo.
  • Teorías y modelos. Una persona con algo de experiencia en el ámbito académico, podría interesarse por hacer investigaciones teóricas o conceptuales, para tratar de aportar al conocimiento de una teoría o generar incluso algún modelo que sirva para aplicar teorías a problemas sociales particulares. En ciencia nada esta acabado y hay mucho qué hacer.
  • Metodología, procedimientos y técnicas. Las herramientas con las que obtenemos datos o resolvemos problemas también deben mejorarse, ampliarse o comprobarse. El desarrollo de nuevas formas de comprobar o de aplicar el conocimiento también es una meta muy noble que puede tener gran impacto.
  • Evaluación. Lo que no se puede medir no se puede mejorar. Es por eso que la investigación sobre nuestras formas de medir, es decir de evaluar, siempre será importante. Por ejemplo, puede ser relevante valorar los efectos de un programa por comparación con las metas que se propuso alcanzar, a fin de contribuir a la toma de decisiones subsiguientes acerca del programa y para mejorar su aplicación futura.

Una vez hayamos delimitado nuestros intereses con base en cualquiera de los anteriores criterios, podremos comprobar que no es necesario inventar un problema para trabajarlo. Quizá siempre será más útil simplemente abrir bien nuestros sentidos y elegir uno de tantos problemas que ya existen y que esperan una solución.

Es importante mencionar que habiendo reflexionado lo anterior es muy probable que ya se tenga certeza sobre el interés que tenemos en algunos temas. Será necesario comprender que sería casi imposible definir cuál tema es mejor, hasta una vez que hayamos desarrollado las habilidades y competencias de la investigación.

En nuestros primeros intentos lo importante es aprender y desarrollar nuestras habilidades con cualquier tema que nos parezca prometedor. Poco a poco, con la experiencia nos quedará claro lo que más nos apasiona.

 

 

  • Protegido: jelv240227

    No hay extracto porque es una entrada protegida. …
  • Protegido: ggcm240227

    No hay extracto porque es una entrada protegida. …
  • Práctica básica 1 – Tarea 1 y 2

    Elaborar un resumen en word respetando la normatividad APA de las lecturas   1.- Chan…
Cargar más artículos relacionados.
  • Protegido: jelv240227

    No hay extracto porque es una entrada protegida. …
  • Protegido: ggcm240227

    No hay extracto porque es una entrada protegida. …
  • Práctica básica 1 – Tarea 1 y 2

    Elaborar un resumen en word respetando la normatividad APA de las lecturas   1.- Chan…
Cargar más de Diego
Cargar más en Psicología

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mira también

Protegido: jelv240227

No hay extracto porque es una entrada protegida. …